Cómo organizar un software CRM para tu empresa

Un CRM es un software con muchas funciones que tienen como objetivo generar el crecimiento de los ingresos, la rentabilidad de tu empresa, asegurarse de la satisfacción de los clientes y de su fidelización. Aquí unos tips para organizar un software CRM para tu empresa.

En muchas ocasiones quienes implementan una estrategia con algún CRM, lo hacen para tener una visión completa de sus consumidores y así mejorar su experiencia; sin embargo, fracasan o no están convencidos con los resultados. 

Esto se debe a la gran cantidad de funciones que tiene un sistema como el Customer Relationship Management. Por eso, es necesario que aprendas a utilizarlo, a organizar el tuyo conforme a una solución alineada con tu estrategia y los objetivos comerciales y de marketing. Enfocados en el negocio, no en la tecnología. 

Define tus objetivos e identifica las métricas

Para ver resultados, primero tienes que saber lo que quieres o necesitas.

Por ello, debes definir los objetivos, los cuales deben estar alineados a la misión y visión de tu empresa, enfocados al cliente, además de ser SMART (específicos, medibles, alcanzables, realistas y con un plazo de tiempo determinado).

Por otra parte, las métricas son importantes para saber si se están logrando los objetivos. Simplemente, no se puede controlar lo que no estás midiendo, por lo tanto las métricas requieren estar definidas en los niveles estratégicos, tácticos y operativos para tener un mejor panorama. 

Diseña la solución que tome en cuenta los objetivos

Es importante que la solución o el plan que vas a diseñar contenga los procesos que se trabajan diariamente y que cumplan con los objetivos comerciales.

Por ejemplo, tienes que ver que la implementación de tu estrategia CRM pueda revisar los procesos actuales de tu empresa para identificar deficiencias y mejorar la manera en que están trabajando.

Asimismo, estandariza los datos de todas las unidades de trabajo de tu negocio (departamento de ventas y de marketing) y consolida toda la información para que el CRM te ayude a hacer un análisis correcto y te impulse a tomar decisiones efectivas junto con tus clientes.

La idea de implementar un software CRM es automatizar el trabajo, por lo que no debe ser complicado para los usuarios, así que trata de que la entrada de datos y los pasos manuales se reduzcan para que comiencen a ver los beneficios.

También trata de invertir en los datos para que la información no sea errónea y los ejecutivos vean al CRM como una fuente confiable. 

Por último, considera que con una buena implementación, los procesos de marketing, ventas y atención al cliente van a mejorar, por lo que tendrás que hacer de tu CRM una herramienta escalable y flexible que soporte los cambios comerciales. Después, con el tiempo te darás cuenta de las acciones que deberás priorizar. 

Ten en cuenta un plan para mejorar

Considera que el lanzamiento de tu CRM no será el fin de todo el proceso. Por eso siempre busca mejorar y establece objetivos a largo plazo para que la solución que hayas planeado rinda frutos, de forma que los procesos se puedan materializar dentro de los tiempos y presupuestos definidos.

En conclusión, un buen plan para tu CRM debe definir los objetivos comerciales, identificar las métricas, diseñar una solución, darle prioridad a las iniciativas con las acciones que generen mayor impacto y establecer un seguimiento. 

Es por esto que en Marketics sabemos las necesidades que se pueden presentar con tu empresa B2B, por eso tomamos en cuenta la existencia de herramientas como el CRM;

un software que te ayudará a aumentar las ventas.