El marketing en el cine: The Blair Witch Project y el Internet

by | Jul 28, 2021 | Marketing | 0 comments

La historia del cine viene de la mano con algunos de los casos más geniales en sus campañas de difusión y propaganda comercial. En este artículo te platicamos del fenómeno mediático de The Blair Witch Project y como utilizó el incipiente internet para proyectarse en una genial campaña de medios.

El Proyecto de la Bruja de Blair

Casi 30 años después de psicosis por el ahora ya lejano, 1999 y más precisamente a finales de octubre, se estrenó en cines otro fenómeno de bajo presupuesto que impactó a la opinión pública por la temática de mercadeo que la envolvía. Se trata de nada más y nada menos que la ya muy consolidada The Blair Witch Project que adquirió fama de la noche a la mañana por la campaña impulsada en el incipiente internet de aquellos años (56 kbps de descarga, unos 7 kbps reales)

The Blair Witch Project
Escena de The Blair Witch Project 1999

El proyecto

No voy a detenerme en los detalles de la trama pues eso es spoiler y harina de otro costal, de costales más cinematográficos.

Analicemos entonces la campaña de medios por la que se publicitó la hoy mítica The Blair Witch Project:

The Blair Witch Project es una idea bien centrada y simple, fácil de contar que por su misma naturaleza fluye naturalmente para desenlazar en un final demoledor. Probablemente esta joya cinematográfica sería degustación sólo de conocedores del género de no haber existido esta fenomenal campaña de medios, por ello, cabe hacer un análisis a esta.

El el set de la escena final

Los directores, estudiantes de cine a principios de la década de los 90 Daniel Myrick y Eduardo Sánchez fundaron su empresa productora llamada Haxan films.

Los directores en el set
Logo de la productora

Cabe señalar que el nombre de su productora a su vez lo tomarían de un film sueco-danés del cine mudo de nombre homónimo de 1922 que también era un falso documental sobre la evolución de la brujería desde la época medieval hasta la edad moderna en Europa.

Escena del filme haxan 1922

El secreto del éxito de la bruja.

La producción discurrió sin mucho que comentar, muy ordenada, bien planeada y bien ejecutada. Pero lo interesante fue las acciones cometidas antes, durante y después del estreno.

Idea alternativa de la escena final

Previo a dicho estreno los directores y productores crearon una página web, con entrevistas, diarios y breves escenas del filme, una historia detrás del mito de la Bruja de Blair, noticias sobre los estudiantes desaparecidos protagonistas del filme y el posterior hallazgo de las grabaciones que sería parte de este “documental”.

La campaña de medios por internet

Dicha página web comenzó a tener popularidad entre aquellos que se enteraban por boca de sus conocidos del “caso de los estudiantes desaparecidos” sin embargo, el acceso a internet a finales del milenio resultaba un tanto restrictivo, primeramente, porque no existía una plataforma sofisticada y segundo porque, al ser una incipiente herramienta de comunicación e intercambio de información, no todos estaban interesados o capacitados para hacer uso de esta.

Este es el pueblo donde suceden los eventos

Estos componentes funcionaron a la perfección para generar expectativas en todos aquellos que escuchaban hablar “del proyecto” que les había costado la vida a tres estudiantes de cine y cometían el esfuerzo de enterarse por cuenta propia y de primera mano de dicho caso.

Precisamente ahí, al consultar la página creada por el equipo de propaganda, es donde terminaban enterándose que existía un “documental” que testificaba los últimos días de aquellos desafortunados estudiantes de cine.

Captura de pantalla del sitio web en 1999

A pesar de que en enero de 1999 la película fue exhibida en el festival de sundance y los protagonistas estuvieron presentes en dicho festival, quienes accedieron a la página web se engancharon de tal forma que creyeron se trataba de hechos reales (incluidos los paranormales) y que haxan films poseía los derechos de distribución de dicho “documental”.

Los actores Heather Donahue, Michael C. Williams y Joshua Leonard, acordaron limitar sus apariciones en público para contribuir a dicha campaña.

Cartel propagandístico simulando un cartel de personas desaparecidas

A mediados de ese mismo año artisan entertainment compró los derechos de distribución, pero decidió continuar con la campaña de medios en su página web y extenderla a anuncios, pancartas y volantes para solicitar información de quien pudiera dar con el paradero de los cineastas desaparecidos.

En julio del mismo año, el canal sci-fi, transmitío un falso reportaje que se llamó la maldición de la bruja de blair en donde narraban todos los sucesos ya reportados en su página web, con entrevistas a familiares, amigos y cuerpos policiales “encargados del caso” de la susodicha desaparición de los “estudiantes de cine”.

El documental del documental

A pesar de que la película se estrenó desde mediados de julio de ese año y tuvo su gran estreno para las celebraciones de Halloween, la idea de la desaparición de los cineastas persistió por varios meses más después de su rotundo éxito en taquillas.

La lección de la bruja

Desafortunadamente la página original donde se podía “informar del caso” en la dirección http://www.blairwitch.com/ ya no está activa. Sin embargo, nos queda todo el material consultable y reproducible en el vasto internet de nuestros días.

Pero también nos deja una clara lección: el marketing puede (y debe) hacer uso de todas las herramientas a las que pueda recurrir, aunque aparentemente no sean la mejor opción, sólo se requiere de un toque de genialidad y tal vez, del vaho de una bruja que, como la madre de Norman Bates, nunca aparece en pantalla.

El cartel de The Blair Witch Project

Visita nuestra página Marketics y entérate de como hacemos campañas de marketing.

0 Comments

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *