Los tiempos exigen cambios pues la competitividad hace la diferencia. ¿Qué relación existe entre ventas y marketing? Aquí te contamos como unir ventas con marketing una estrategia poderosa para enfrentar los retos de estos tiempos cambiantes.

La dinámica del mercado junto con los nuevos hábitos de los  consumidores en la actualidad, han hecho que las empresas reinventen los procesos internos para lograr estrategias comerciales que den resultados.

Esto ha llevado a que por lo menos en Europa, el 30% de las empresas hayan unido sus departamentos, trasladando las ventajas de las estrategias de marketing al área de ventas. 

Sin embargo, la clave para que esta unión tenga un buen funcionamiento y la empresa crezca, es la colaboración y que cada quién sepa cuáles son sus funciones y cuáles no. Así, cada uno de los departamentos trabajará en distintas actividades, con diversos enfoques y seguramente lograrán diferentes (mejores) resultados que harán hacer crecer la compañía, en otras palabras: trabajarán en equipo. 

Marketing y ventas ¿tienen relación?

Aunque ambas áreas persiguen el éxito de la empresa, es importante analizar lo que hacen y los puntos en común que cada una de ellas tiene para brindar experiencias más coordinadas y unificadas gracias a las estrategias de inbound marketing e inbound sales que se utilicen.

Funciones de cada una 

En primer lugar, el departamento de marketing es el encargado de que toda la información de la marca pueda llegar hasta los clientes potenciales. Es el área que diseña las estrategias para atraer a las personas que posiblemente estén interesadas en el producto o servicio que la compañía ofrece. A través de ese proceso, educan a los posibles compradores para ayudarlos a saber por qué necesitan lo que en determinado momento les venderás.

Por otro lado, el departamento de ventas es el que está con los clientes durante el proceso de la compra para que a l final tomen la decisión de obtener el producto o servicio.

Por eso, entre las funciones específicas de esta área se encuentran elaborar el plan estratégico de las ventas, cerrar con éxito todos los procesos, impulsar niveles de compra y consumo para los que ya son clientes, además de mantener la relación con ellos para aumentar los niveles de confianza y de fidelización con la marca.

Entonces, ¿qué tienen en común los departamentos de marketing y ventas?

Se entiende que cada equipo de trabajo tiene sus roles específicos; sin embargo esto hace notar que pueden actuar de manera conjunta. Es decir, cuando un departamento se haya encargado de sus labores, es el momento de pasar las tareas al otro para que concluya con éxito toda la estrategia general. Es ahí cuando surge el Smarketing, un término que une los términos Sales y Marketing y cuya misión es el apoyo entre ambos equipos para convencer a los potenciales clientes.

Gracias las estrategias inbound es posible que esta unión tenga resultados con éxito. La adaptación del inbound marketing a las ventas es lo que dió origen al inbound sales para unificar esfuerzos y brindar mejores experiencias para los posibles compradores. Así, los vendedores más eficaces serán siempre los contenidos que generes.

Utiliza una estrategia inbound conjunta

La metodología inbound en el proceso del marketing y de las ventas, deja a un lado el producto y se centra en las necesidades del comprador y por qué tu empresa puede ayudarlos a suplirla. Se puede pensar en una estrategia conjunta donde estén presentes factores que ayuden a que los potenciales clientes se enamoren de tu producto o servicio, lo compren y que exista la posibilidad que lo adopten para siempre.

Dicho esto, las acciones que se deben seguir para una estrategia inbound en conjunto son las siguientes:

  • En primer lugar, debes identificar los pain points o puntos de dolor de tus clientes ideales con los departamentos de marketing y ventas. ¿Cómo hacerlo? A través de un brainstorming donde ambas partes analicen temas como las consultas y comentarios que recibe con frecuencia el equipo de ventas por parte de los clientes, además de las inferencias sobre si los prospectos conocen sus necesidades y deseos.  Es entonces cuando evalúas si tus productos o el servicio que ofreces realmente resuelven los pain points de tus posibles clientes.
  • Después, en función de los pain points, los equipos de ventas y marketing tendrán que trabajar juntos para crear y optimizar el contenido de valor que van a distribuir.
  • Por último, dentro del CRM que uses, tendrás que usar la herramienta Workflows, la cual le ayudará a tu fuerza de ventas a automatizar algunos pasos para acelerar los procesos de compra. Por ejemplo, si hay algún usuario que se interese en las maneras de pago, puedes indicar que se le envíen algunos mails sobre precios, devoluciones, cambios, etc.

En Marketics entendemos las necesidades que surgen cuando las estrategias de inbound marketing  se ponen en práctica. Por eso, estamos dispuestos a ayudarte para que tu empresa B2B genere no sólo más prospectos, sino más ventas.